LAS SANCIONES SON INSTRUMENTOS INTIMIDATORIOS

post thumb

Con  Respecto a la opinión  que nos solicitan sobre la partida de sanciones en el presupuesto municipal prorrogado del año 2016 por importe de 1.880.000 euros  y que se desglosan en : 
Sanciones en Infracciones Urbanísticas   890.000 euros  
     “                         “   tributarias                247.000 euros     
    “                          “   circulación               580.000 euros
     “                         Otros                           163.000 euros              
Señalar que entendemos que  las sanciones  son instrumentos intimidatorios necesarios para regular la conducta de los ciudadanos que por desgracia no respetan las normas  que nos regulan , el importe reflejado en los presupuestos equivale a menos del 2% del presupuesto municipal, por lo tanto no consideramos que sea excesivo en su computo global, siempre que el fin de las mismas sea regulador de las conductas infractoras frente a aquellos otras que cumplen escrupulosamente con las normas impuestas ,  por supuesto estamos en contra de cualquier sanción que tenga un único objetivo recaudatorio y ello puede quedar reflejado en la desproporción que a veces existe  entre el daño causado y la sanción impuesta.       En determinados casos, especialmente los relacionados con permisos o licencias de obras, puesta en marcha de negocios,  etc, aunque la sanción viene impuesta por incumplimiento del administrado, éste está justificado  por la lentitud y/o excesivas exigencias de la Administración  que obligan a los ciudadanos a actuar al margen de estas normas por pura necesidad económica y de operatividad a la hora de emprender nuevos negocios, desde la Asociación venimos incansablemente exigiendo que se reduzcan los plazos y se simplifiquen los documentos, lo que sin duda bajaría la recaudación en sanciones, pero subiría la creación de empresas con las consecuencias positivas en otros apartados del los presupuestos.        En conclusión que entendemos que es necesario la existencia de sanciones pero no con afán recaudatorio sino como instrumento regulador de actuaciones infractoras y que siempre se han de vincular  a una mayor información y eficacia de la administración en la prestación de sus servicios.    

post thumb
top